Foto Costa Rica por Siempre

#novedades

Zonas Protegidas del Pacífico cuentan con gran aliado para su conservación

Del 2010 al 2016, la Asociación Costa Rica por Siempre ha invertido más de ¢900 millones en la zona

Parques Nacionales, Refugios de Vida Silvestre, Reservas y otras Áreas Protegidas en las provincias de Guanacaste y Puntarenas hoy cuentan con mejores condiciones para proteger los recursos naturales que albergan, esto gracias a los más de ¢900 millones de colones que ha invertido la Asociación Costa Rica por Siempre, en los últimos seis años.

“Los proyectos financiados, gracias a recursos del II Canje de Deuda por Naturaleza y al Fideicomiso Costa Rica por Siempre, buscan garantizar la efectiva protección de los recursos naturales en las diferentes Áreas Protegidas, pero también optimizar las condiciones de trabajo para el personal del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), facilitando la mejora de senderos, construcción de obras de infraestructura, monitoreo de integridad ecológica y erradicación de especies invasoras, además, fortalecimiento de brigadas forestales, compra de equipo especializado para labores de control y recuperación de ecosistemas”, señaló Zdenka Piskulich, Directora Ejecutiva de la Asociación Costa Rica por Siempre.

Costa Rica por Siempre es una organización sin fines de lucro que procura la conservación de los ecosistemas marinos y terrestres a perpetuidad, mediante la gestión de fondos ambientales y la articulación de trabajo conjunto entre gobierno, sector privado y sociedad civil.

“El aporte de Costa Rica por Siempre ha sido muy importante, nos ha permitido mejorar la gestión en las Áreas Protegidas con la elaboración de los Planes de Manejo y también mejorar las labores de control y protección gracias a diferentes obras de infraestructura y la compra de equipo especializado”, indicó Norma Rodríguez. Gerente de Áreas Protegidas del Área de Conservación Tempisque.

El Parque Nacional Marino Las Baulas y la Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco son dos ejemplos de las áreas beneficiadas con obras de infraestructura.

Con una inversión de ₡12.693.970 se logró la reconstrucción del muelle de La Guapinola en el Parque Nacional Marino Las Baulas, específicamente en el sector del estero de Tamarindo.  Los funcionarios del Parque necesitaban urgentemente contar con acceso al embarque y desembarque de lanchas para actividades de control, vigilancia e investigación.

El muelle original fue construido aproximadamente en 1994 y dejó de funcionar en el 2007, por seguridad tanto de los funcionarios como de los visitantes, lo cual desde ese momento había limitado la operación del Parque, el cual cuenta con 26.128 hectáreas, de las cuales 96% corresponde a área marina y 4% terrestre.

“Pasamos como nueve años sin poder hacer el control en este punto, ahora este muelle nos permite retomar esas labores, sobre todo el control de las lanchas turísticas que ingresan del sector de Tamarindo, verificamos que lleven chalecos y que la embarcación tenga permisos. También controlamos la pesca ilegal”, manifestó Alvaro Fonseca, funcionario del Parque Nacional Marino Las Baulas.

Contar con el muelle les permitirá implementar el cobro para ingreso de visitantes por este sector en los próximos meses.

En el caso de la Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco, ubicada en Cóbano, Puntarenas y que pertenece al Área de Conservación Tempisque, la inversión fue de ₡5.677.380, para la construcción de un puente y la mejora del sendero principal.

El sendero, de casi 5 kilómetros, es considerado como de dificultad alta, por los fuertes ascensos y descensos que presenta, por eso mantenerlo en buenas condiciones es fundamental, tanto para la seguridad de los funcionarios como de los visitantes. Este sendero también atraviesa la Quebrada Blanca y desde hace varios años fue necesario remover el puente que existía por su alto deterioro, lo que en época de lluvias dificultaba o impedía por completo el paso. Gracias a la canalización de recursos por parte de la Asociación Costa Rica por Siempre ahora cuentan con una nueva estructura de 14,5 metros.

“Para nosotros contar con el puente es muy importante ya que mejora la seguridad de los funcionarios al no tener que cruzar la quebrada, el que teníamos se cayó hace dos o tres años. Igualmente, la mejora en gradas, pasamanos y desagües del sendero nos permite mejorar la gestión dentro de la Reserva”, manifestó Andrés Jiménez, Administrador de la Reserva Natural Cabo Blanco.

“Estos son sólo algunos ejemplos de las importantes obras y proyectos que estamos desarrollando en todo el país y en las cuales hemos invertido más de 10 millones de dólares en los últimos seis años, para garantizar la protección de la gran riqueza natural de nuestro país”, concluyó Zdenka Piskulich, Directora Ejecutiva de la Asociación Costa Rica por Siempre.

Ver Comentarios

Ocultar Comentarios

Publicaciones Relacionadas

Otras Publicaciones