Foto cortersía RIU

#novedades

RIU, un hotel con conciencia ambiental

Programa de reciclado continuo de aguas es parte de su compromiso con el ambiente

El Complejo de Hoteles RIU, ubicado en la playa Matapalo en Guanacaste, está desarrollando dos importantes proyectos ambientales en esa provincia costarricense, los cuales son pioneros en la empresa a nivel mundial.

Uno de ellos es la certificación como compañía carbono neutral y la creación y manejo del Refugio RIU de Vida Silvestre, ambos proyectos muy relacionados porque el primero será posible por la existencia del segundo.

Además, RIU cuenta con el Certificado de Sostenibilidad Turística (CST) desde el 2016 para el hotel Riu Guanacaste y ahora está esperando los resultados de la auditoría para la renovación y certificación también del elegante Riu Palace Costa Rica.

Su conciencia ambiental es tan importante que el hotel cuenta con la certificación en Sostenibilidad específica del sector turístico Travel Life, un programa internacional que mide indicadores tanto sociales como medioambientales y que año tras año endurece los requisitos que deben cumplir todos los negocios para mantener su sello.

RIU cuenta además en sus hoteles con un programa de reciclado continuo de aguas, las cuales somete a un tratamiento para utilizarlas posteriormente en el riego de zonas comunes.

Refugio de Vida Silvestre

El Refugio RIU de Vida Silvestre comprende 199.7 de las 252 hectáreas propiedad del Complejo RIU, lo que representa cerca del 80% del terreno de la empresa, se integran al Corredor Biológico Chorotega, el cual es de interés nacional para conservación.

En este Refugio se conserva una importante biodiversidad, con más de 140 especies de plantas, incluyendo algunas especies de árboles en peligro de extinción, tales como el Cristóbal, la Caoba y el Laurel Negro, así como especies de flora y fauna amenazadas como el Cocobolo, orquídeas, loras de copete blanco y el Mono Congo.

“El proyecto RIU es un buen ejemplo de una correcta planificación territorial para promover el desarrollo de la región”, expresó Allan Astorga, consultor ambiental, quien estuvo a cargo de la coordinación del Plan Regulador de Playa Matapalo.

Para Astorga, es importante propiciar un adecuado ordenamiento del desarrollo de actividades turísticas e inmobiliarias en la zona de Guanacaste. El experto considera que es necesario escoger las zonas de menor fragilidad ambiental, como los son las costas, para el desarrollo de actividades turísticas y dejar las zonas de mayor fragilidad, como cerros, montañas y bosques para propiciar actividades de conservación.

Guanacaste, Costa Rica

Ver Comentarios

Ocultar Comentarios

Publicaciones Relacionadas

Otras Publicaciones