Foto La Paz Waterfall Gardens

#viajandoPorAhí

La Paz Waterfall Gardens: un paraíso natural

La combinación perfecta entre naturaleza y comodidad 

Si hay un lugar que combina a la perfección comodidades y naturaleza es La Paz Waterfall Gardens, hotel y refugio salvaje que resurgió como el Ave Fenix después de los cuantiosos daños sufridos por el terremoto de Cinchona en el 2009 y que ofrece a turistas nacionales y extranjeros una experiencia más que inolvidable.

Yo llegué en excursión, justo al almuerzo, en la recepción nos pusieron un brazalete color rojo, acudimos al restaurante donde nos esperaba un almuerzo bufett. Hay dos barras, en ambas ensaladas verdes, frías, arroz, frijoles, pollo rostizado, costilla de cerdo a la barbacoa, vegetales, picadillo de arracache, tortillas, pan y en una de las barras papas fritas, pizza, frijoles molidos y doraditas; bebidas naturales y de postre: arroz con leche.

Terminada la comida inició nuestro recorrido por los jardines, donde se puede ver monos, lapas, serpientes, tucanes y ranas. Estas especies están celosamente resguardadas por los colaboradores. En algunos lugares no se permite el uso de flash, en el caso del tucán permiten que se pose en el brazo para una rápida fotografía.

Después el mariposario. Impresionante ver diferentes tipos volando o comiendo en los depósitos especiales. Luego sigue el vivero donde puede observar las más hermosas orquídeas.

Una parada especial lo espera en la Casita de la Paz, una estructura de madera que recrea las casas de campo, con su yunta de bueyes. Ahí le ofrecen agua dulce y tamal asado o de maicena.

Sigue la parte emocionante: visitar las cataratas, son cinco, aunque desde la carretera solo se observa la Catarata de la Paz, la primera es El Templo, la segunda es Magia Blanca, obsérvela durante 30 segundos, luego vea la pared y me cuenta.

La tercera es Encantada, cerquita la Escondida y por último, la más famosa de todas, La Paz. Para verlas usted tiene que subir, bajar, volver a subir y volver a bajar gradas, es decir, respire y estire, porque lo necesitará, incluso el recorrido le da la opción de solo ver las dos primeras, si su condición física no anda muy bien.

El lugar también cuenta con hotel y un lago para pescar truchas. El personal es sumamente amable y 100% bilingüe, el camino desde Poás hasta el hotel está en perfectas condiciones.

Para llegar ahí lo puede hacer en excursión o carro, también puede tomar el bus que va a Puerto Viejo de Sarapiquí que pasa por Varablanca, pero solo hay servicio dos veces al día.

Para más información puede visitar la página www.waterfallgardens.com

Recuerde: 
  • Llevar tennis.
  • Ropa cómoda y si puede impermeable.
  • El lugar cuenta con parqueo.
  • Para ver las cinco catarata es necesario subir y bajar gradas, por lo que se recomienda llevar solo lo necesario. Si usted tiene alguna condición especial, mejor abstenerse de verlas.

Ver Comentarios

Ocultar Comentarios

Publicaciones Relacionadas

Otras Publicaciones